Constitución Política de la República de Chile de 1980

El país de Chile se encuentra extendido por todo el borde occidental de América del Sur, con una extensión de más de 6 mil km en la costa del océano Pacífico, teniendo como capital, Santiago, la cual está rodeada de hermosos valles y cordillera (Valle de los Andes y Cordillera de la Costa).

Chile es un país democrático, el cual se rige bajo la Constitución, desde su independencia, a lo largo de los años, la Constitución ha presenciado algunos cambios, con respecto a la Constitución Política de la República de Chile de 1980, se puede resaltar algunos puntos, los cuales condensan su esencia, para así poder entender cómo ha evolucionado las leyes y el manejo del país a lo largo de la historia chilena.

Constitución de Chile de 1980: Bases para la institucionalidad

Constitución Política de la Republica de Chile de 1980

La Constitución de Chile de 1980 trae nuevas reformas, las cuales se hacen con gran aprendizaje del pasado histórico del poder. Las bases de la institucionalidad, se ubican en el primer capítulo de la Constitución, abarcando desde el artículo 1 hasta el artículo 9.

En este primer artículo introductorio, se habla sobre la filosofía política por la cual Chile se rige y como debería ser la relación de poder con el hombre y viceversa. En este capítulo inicial, se establecen las bases de la libertad de las personas, naciendo todas de manera digna y con derechos, reconociendo de igual forma la importancia de la familia.

El primer capítulo se dedica a la organización política del Estado, pautando una soberanía nacional, una democracia representativa y una forma unitaria, la cual tiene tendencia a la descentralización- 

Constitución de Chile de 1980: la nacionalidad y la ciudadanía

Dentro de los puntos más importantes en la nueva constitución del año 1980, podemos encontrar la nacionalidad y la ciudadanía chilena como un derecho, presente en el capítulo 2, desde el artículo 10, hasta el artículo 18.

La ley reconoce y de igual forma comprende todas las reglas tradicionales acerca de la nacionalidad chilena, además reconoce otra forma de obtenerla, sea por gracia o mediante una carta de nacionalización.

De igual forma, establece las causas que se pueden dar en el caso de la perdida de nacionalidad, otorgando el derecho de recurrir ante la Corte Suprema para solucionar cualquier inconveniente con respecto a la nacionalidad y encontrar resoluciones administrativas, que impidan el desconocimiento o privación de la nacionalidad chilena.

Así mismo, se busca establecer reglas de manera básica, con respecto al tema, el cual están relacionadas con el derecho al sufragio y las elecciones.

Constitución de Chile de 1980: los deberes y los derechos constitucionales

Entrando en el capítulo 3 de la constitución de 1980, podemos empezar a analizar una densidad de manera normativa, resaltante, la cual es los derechos y los deberes que se consideran constitucionales

A partir del artículo 19, se enuncian los derechos que se consideran fundamentales en Chile, dentro de ellos se destacan:

  • Conservar las tradiciones centrales en la cultura jurídica del país
  • Honrar la vida y la hacienda, actualizando estos derechos con respecto a las orientaciones que se den en el constitucionalismo moderno.
  • Igualdad de ley
  • Derecho a la vida
  • Derecho a la protección de ley de manera igualitaria
  • Derecho a la libertad de conciencia
  • Derecho a la plena libertad de expresión y asociación

La Constitución de la República de Chile del año 1980, establece el recurso de protección o mejor dicho, busca instituir, mediante un mecanismo procesal, el cual permite que se haga efectivas las garantías de la constitución. 

La Constitución de 1980: el gobierno

Con respecto a la organización de gobierno, la Constitución de la República de Chile, para el año 1980, en el capítulo 4, desde el artículo 24 hasta el artículo 45, se establece, como jefe de Estado y jefe de gobierno, al presidente de la República.

Se definen los requisitos necesarios para optar al cargo y la forma en la cual podrá ser escogido para desempeñarlo. De igual forma, se anuncian las normas relativas, que deben cumplir los Ministros o aquellos que aspiren al puesto y por último, define los Estados de Excepción Constitucional. 

Deja un comentario